miércoles, 1 de abril de 2015

Conservando a mi Pareja. Proverbios 5.

A la gran mayoría de los seres humanos lo que más nos cuesta es conservar lo que hemos conseguido.
Es muy importante que lleguemos a la cima de lo que queremos pero es más importante podernos mantener.
Cada vez son más los hogares destruidos por la infidelidad de alguno de los cónyuges.
Cada vez que nos enteramos de una infidelidad criticamos la habilidad como algunas personas tanto hombres como mujeres han desarrollado para seducir a las personas casadas.
Más que preocuparnos por las habilidades desarrolladas por esas personas para quitarnos a nuestra pareja. Deberíamos es utilizar las mismas armas que ellos utilizan para nosotros conservarlas.
1. Busquemos endulzar nuestra forma de Hablar. V 3 “Porque los labios de la mujer extraña destilan miel, Y su paladar es más blando que el aceite” La principal arma que utilizan los que andan en búsqueda de tu pareja es la forma agradable de hablar con el pasar de los años hace que nuestra forma dulce de hablar se convierta en algo brusco. Nada cuesta decir por favor o gracias.
2. Seamos detallistas. Para esto no necesariamente se necesita tener dinero. Un te quiero, estas bonita(o), un abrazo o un beso pueden ser suficientes para conquistar su corazón.
Una forma de conservar a nuestra pareja es analizando la verdad de un o de una amante.
1. Toda la dulzura que dice tener se acaba cuando te vayas a vivir con él o con ella. V 4 “Mas su fin es amargo como el ajenjo, Agudo como espada de dos filos” lo que acaba con una relación son los problemas que surgen con la  convivencia.
2. El amante o la amante es una persona inestable. Lo único que busca es placer y comodidad nunca sabes cuándo se cansara de ti para buscar a otro(a) V 6 “Sus caminos son inestables; no los conocerás, Si no considerares el camino de vida.
3. Mientras tengas dinero te buscaran. Cuando se acaba el dinero lo único que queda es la familia. V 10 -11 “No sea que extraños se sacien de tu fuerza, Y tus trabajos estén en casa del extraño; Y gimas al final, Cuando se consuma tu carne y tu cuerpo
   
Como conservar a nuestra pareja.
1. Disfruta de tu pareja y deja que ella disfrute de ti. V 19 “Como cierva amada y graciosa gacela. Sus caricias te satisfagan en todo tiempo, Y en su amor recréate siempre” no dejes que las ocupaciones de tu casa y  de tu trabajo o que una equivocada espiritualidad te impidan cumplir con tu deber conyugal. 1 Corintios 7: 5 “No os neguéis el uno al otro, a no ser por algún tiempo de mutuo consentimiento, para ocuparos sosegadamente en la oración; y volved a juntaros en uno, para que no os tiente Satanás a causa de vuestra incontinencia.
2. Arréglate o embellécete para tu pareja. De esta forma no se dejara enceguecer por el extraño o la extraña. V 20 ¿Y por qué, hijo mío, andarás ciego con la mujer ajena, Y abrazarás el seno de la extraña?

Cuando tu pareja se fijó en ti fue porque encontró muchas cosas hermosas que la atrajeron. No dejes que esas cosas se pierdan. Nunca la edad debe ser un motivo para no disfrutar de la pareja que Dios te regalo. 
Resultado de imagen para recomienda a tus amigos
>