lunes, 11 de mayo de 2015

Alimentando el Amor. Cantares 4-5.

El amor es maravilloso, se asemeja a una planta. Nace, crece, se desarrolla y lastimosamente también muere si no se cuida.
Todas las parejas nos casamos enamorados y otras muy pero muy enamorados pero los problemas, los afanes de la vida hace que llegue la rutina o la monotonía.
Al igual que una planta el amor es necesario cuidarlo. El problema es que muchas veces creemos que por el hecho de habernos casado nuestra pareja ya está en la obligación de seguirnos amando.
Como Alimentar el amor.
1. Con Halagos. Los seres humanos nos fortalecemos cuando sentimos que alguien nos ama o nos estima. 4: 1 “He aquí que tú eres hermosa, amiga mía; he aquí que tú eres hermosa; Tus ojos entre tus guedejas como de paloma; Tus cabellos como manada de cabras Que se recuestan en las laderas de Galaad.
2. Estar siempre pendiente de nuestra pareja. Muchas mujeres no saben si su esposo está en la casa ya que ellos tienen la mala costumbre de no saludar cuando llegan o de despedirse cuando se van. V 2 “Tus dientes como manadas de ovejas trasquiladas, Que suben del lavadero, Todas con crías gemelas, Y ninguna entre ellas estéril.
3. Se detallista. Para dar un detalle no necesariamente se necesita dinero. Si no lo tienes entonces utiliza lo que Dios te ha dado. Utiliza tus manos para acariciar o tus brazos para dar un abraso. Puedes utilizar tu boca para decir una palabra de amor. Decir te amo, te necesito o cualquier otra palabra de amor.  Hacer esto no nos empobrece pero si enriquece o alimenta el amor. 4: 3 “Tus labios como hilo de grana, Y tu habla hermosa; Tus mejillas, como cachos de granada detrás de tu velo.
4. Valorando las cualidades de nuestra pareja. 4: 4-5 “Tu cuello, como la torre de David, edificada para armería; Mil escudos están colgados en ella, Todos escudos de valientes, Tus dos pechos, como gemelos de gacela, Que se apacientan entre lirios” nuestra pareja no podrá ser perfecta pero debemos amarla tal como es. Al igual que nosotros no somos perfectos pero nos agrada que nuestra pareja valore lo que somos.
5. No mires los defectos de tu pareja. V 7 “Toda tú eres hermosa, amiga mía, Y en ti no hay mancha” todos tenemos cualidades y defectos. Enfócate más en las cualidades de tu pareja esto te hará ser feliz sobre todo harás que tu pareja se sienta feliz.
6. Declara tu Amor. V 9 “Prendiste mi corazón, hermana, esposa mía; Has apresado mi corazón con uno de tus ojos, Con una gargantilla de tu cuello.” A muchas personas nos es difícil expresar nuestros buenos sentimientos, nos es más fácil expresar los malos.
7. No teniendo disculpas para no estar dispuesto a tiempo. 5: 3 “Me he desnudado de mi ropa; ¿cómo me he de vestir? He lavado mis pies; ¿cómo los he de ensuciar?” muchas parejas evaden sus responsabilidades conyugales bajo el pretexto del dolor de cabeza, estar muy cansados o estar ocupados.
El descuidar a nuestra pareja y no estar con él o ella en el momento oportuno puede generar consecuencias desagradables, cuando ya quieras estar dispuesta o dispuesto  ya puede ser tarde. V 6 “Abrí yo a mi amado; Pero mi amado se había ido, había ya pasado; Y tras su hablar salió mi alma. Lo busqué, y no lo hallé; Lo llamé, y no me respondió.
Nunca descuides el amor de tu pareja aliméntalo todos los días. Recuerda que así como amamos podemos dejar de amar todo depende de la actitud que tengamos cada uno.
>