martes, 2 de agosto de 2016

Parejas Muy Felices. 1 Pedro 3.

Resultado de imagen para frases de parejas muy felices

Para Jesucristo lo más importante es la Familia en especial la pareja.
Si las parejas son felices toda la familia lo será y por lo tanto si la familia es feliz la sociedad también podrá vivir de manera feliz.
Ser feliz no es estar libres de problemas. Muchas personas que tienen planes o propósitos en su vida para poderlos conseguir tienen que padecer problemas el tener un propósito claro y en común los hace ser felices.
Lo que mantiene la felicidad en una familia es el poder manejar muy bien la sana convivencia. 

Como lograr ser una Pareja feliz.
1. Sujetándose o sometiéndose. V 1 “Asimismo vosotras, mujeres, estad sujetas a vuestros maridos; para que también los que no creen a la palabra, sean ganados sin palabra por la conducta de sus esposas” el versículo comienza diciendo “así mismo” dice esto porque está tomando del versículo 25 del capítulo 2. A la mujer la compara con  la iglesia por lo tanto la sujeción en la pareja debe ser mutua ya que habla de estar en unidad. Efesios 5: 21 “someteos unos a otros en el temor de Dios.
Debemos partir que  la pareja en Cristo llega a ser uno solo. Génesis 2: 24 “Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.” estar sometido o sujeto significa estar agarrado o depender del uno al otro para conseguir un propósito en común.
Desde un principio Dios se dio cuenta que no era bueno que el hombre estuviera solo por lo tanto le hizo a la mujer para que dependiera de ella es decir que junto a ella logre lo que Dios le había encomendado. Génesis 2: 18 “Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él.
2. La Conducta de los dos debe ser Respetuosa. V 2 “considerando vuestra conducta casta y respetuosa.” el buen trato es fundamental en la buena relación de una pareja. Nada cuesta decir. Te amo, te necesito, gracias, por Favor. etc.
Nuestra forma de hablar debe ser casta es decir de linaje, de nuestra forma de hablar depende que nos identifiquen como príncipes o como gamines.
3. La forma de vestir debe ser decoroso. V 3-4 “Vuestro atavío no sea el externo de peinados ostentosos, de adornos de oro o de vestidos lujosos, sino el interno, el del corazón, en el incorruptible ornato de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios” hoy en día hay hombres que su manera de vestir no es el de un hombre y mucho menos decoroso.
4. las mujeres deben respetar al marido. V 6 “como Sara obedecía a Abraham, llamándole señor; de la cual vosotras habéis venido a ser hijas, si hacéis el bien, sin temer ninguna amenaza.” El derecho a la igualdad no debe llevar a la mujer a perder su feminidad.
5. Los Maridos deben valorar a su mujer. V 7 “Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo.” el hecho de que el hombre sea la cabeza no debe llevarlo a minimizar a la mujer.
6. Debe haber Unidad, tener un mismo sentir. V 8 “Finalmente, sed todos de un mismo sentir, compasivos, amándoos fraternalmente, misericordiosos, amigables” los planes y las metas deben ser en pareja. Los planes egoístas destruyen la unidad de la pareja.
7. Hablando sabiamente. V 9-10 “no devolviendo mal por mal, ni maldición por maldición, sino por el contrario, bendiciendo, sabiendo que fuisteis llamados para que heredaseis bendición.” de la forma de habla de la pareja depende que cada día se amen más o se odien más.
8. Cediendo a nuestros derechos de vez en cuando. V 17 “Porque mejor es que padezcáis haciendo el bien, si la voluntad de Dios así lo quiere, que haciendo el mal.” no siempre quieras ganar. En una guerra de pareja nunca hay un ganador, Los dos pierden.
9. Evita la Rutina o la Monotonía. Las parejas que no tienen un propósito en común por lo general terminan cayendo en la monotonía. La monotonía hace parte de una vida en desorden.
10. Aprendiendo a Perdonar. Darse otra oportunidad. Las personas que no perdonan o no piden perdón se encadenan al pasado el cual no los deja avanzar ni crecer.
De nada sirve que como cristiano anheles vivir un día en el cielo si aquí por tu mal comportamiento vives en un infierno.
>