sábado, 10 de septiembre de 2016

Padres de Excelencia. Génesis 5.

Resultado de imagen para padres de excelencia

Ser padre es mucho más que tan solo procrear a un nuevo ser.
Muchos hombres de hoy en día se llaman padres tan solo porque tienen una mujer embarazada en cada esquina.
El procrear a un ser y no responder por él no nos convierte en padres.
Jehová es un Padre maravilloso responsable con cada uno de nosotros tanto que para lograr nuestra salvación no dudo en entregar a su hijo Jesús en sacrificio.
Nosotros somos hechos a su imagen y semejanza de él. V 1 “Este es el libro de las generaciones de Adán. El día en que creó Dios al hombre, a semejanza de Dios lo hizo.

Pero sabes lo más asombroso es que nuestros hijos también son hechos a nuestra imagen y semejanza. V 5 “Y fueron todos los días que vivió Adán novecientos treinta años; y murió.
Como ser un Padre de Excelencia.
1. Orando a Dios para que él nos ayude a guiar a nuestros hijos. Jueces 13: 8,12 “Entonces oró Manoa a Jehová, y dijo: Ah, Señor mío, yo te ruego que aquel varón de Dios que enviaste, vuelva ahora a venir a nosotros, y nos enseñe lo que hayamos de hacer con el niño que ha de nacer. Entonces Manoa dijo: Cuando tus palabras se cumplan, ¿cómo debe ser la manera de vivir del niño, y qué debemos hacer con él?
2. Siendo Ejemplo. 1 Pedro 2: 21 “Pues para esto fuisteis llamados; porque también Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo, para que sigáis sus pisadas
3. No exasperando a nuestros hijos. Colosenses 3: 21 “Padres, no exasperéis a vuestros hijos, para que no se desalienten.” las cantaletas lo único que logran es desesperar a  las demás personas.
4. Ejerciendo Disciplina. Efesios 6: 4 “Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor.” Disciplinar no es castigar. Disciplinar es enseñar, formar o Discipular.
5. Siendo Proveedor. 1 Timoteo 5: 8 “porque si alguno no provee para los suyos, y mayormente para los de su casa, ha negado la fe, y es peor que un incrédulo.” No solo se puede proveer de dinero también se puede dar Amor, comprensión, Tiempo. Etc.
6. Gobernando o Administrando bien nuestra casa. 1 Timoteo 3: 5 “que gobierne bien su casa, que tenga a sus hijos en sujeción con toda honestidad, (pues el que no sabe gobernar su propia casa, ¿cómo cuidará de la iglesia de Dios?)” parte del buen gobierno o la buena administración es el cuidado y la responsabilidad por los demás.
7. Siendo maestros de la palabra de Dios. Deuteronomio 6: 7 “y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes.” La palabra de Dios es lo que nos ayuda a educar y a formar a nuestros hijos. Un buen padre deja que el que guie a sus hijos sea Jesucristo.
8. No ata a su hijo a vivir su pasado. Ezequiel 18: 20 “El alma que pecare, esa morirá; el hijo no llevará el pecado del padre, ni el padre llevará el pecado del hijo; la justicia del justo será sobre él, y la impiedad del impío será sobre él.” Muchos padres pensando en no hacer que sus hijos sufran como ellos les dan todo gusto convirtiéndolos de esta manera en personas inútiles. Otros maltratan y dañan a sus hijos solo porque así lo hicieron sus padres.
9. Entrena a su hijo para ser un victorioso. Salmos 144: 1 “Bendito sea Jehová, mi roca,
Quien adiestra mis manos para la batalla,
Y mis dedos para la guerra;
” un Buen padre no mete a su hijo en una burbuja de cristal para evitar que el mundo le haga daño, un buen padre lo entrena y prepara para conquistar al mundo.
No se trata tan solo de tener hijos el propósito de todos los padres debe ser cada día mejorar y luchar por ser un padre de excelencia. Una persona de excelencia no es alguien perfecto un padre de excelencia es aquel que reconoce que como humano se puede equivocar pero que siempre está dispuesto a corregir.
>