miércoles, 25 de enero de 2017

Te casas para ganar o perder. Números 36.

Resultado de imagen para yugo desigual bibliaSi alguien nos hace esa pregunta: ¿Te casas para ganar o te casas para perder? Lo más seguro es contestaríamos que nos casamos para ganar.
Pero la verdad es que en muchas ocasiones hemos visto que algunas personas al casarse lo único que han obtenido son pérdidas.
En el caso bíblico que vamos a estudiar unas mujeres luchadoras y trabajadoras corrían el riesgo de casarse en yugo desigual y perder las tierras que habían heredado.
Tal vez hoy no son tierras o propiedades las que podemos perder al casarnos. Pero: ¿te has puesto a pensar que cosas podrías perder en una unión desigual?
La biblia nos relata la historia de unas mujeres que son ejemplo de superación y de valía.
Se trata de las hijas de Zelofehad ellas quedaron huérfanas y por ley no podían tener herencia ya que solo era para los hijos varones.
Ellas con mucha diplomacia y Buenos Argumentos ganaron derechos en cuanto a la heredad. Números. 27: 3-7 “Nuestro padre murió en el desierto; y él no estuvo en la compañía de los que se juntaron contra Jehová en el grupo de Coré, sino que en su propio pecado murió, y no tuvo hijos. ¿Por qué será quitado el nombre de nuestro padre de entre su familia, por no haber tenido hijo? Danos heredad entre los hermanos de nuestro padre….” podríamos decir que ellas fueron las primeras mujeres que lucharon por la liberación femenina, ellas protestaron contra la discriminación de la mujer y ganaron.
Ahora el  problema estaba en que si ellas se casaban con hombres de otras tribus Israel perdería tierras dadas por Jehová al pueblo. Números 36: 3 “Y si ellas se casaren con algunos de los hijos de las otras tribus de los hijos de Israel, la herencia de ellas será así quitada de la herencia de nuestros padres, y será añadida a la herencia de la tribu a que se unan; y será quitada de la porción de nuestra heredad.
El yugo desigual no solo tiene que ver con lo espiritual, el yugo desigual tiene que ver con todas las áreas de nuestra vida.
¿Cuándo perdemos? o hay yugo desigual en el Matrimonio.
1. No compartimos nuestra misma creencia Espiritual. 2 corintios 6: 14 “No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas?” alguno de los dos tarde o temprano tratara de imponerse ante el otro causando grandes contiendas.  
2. Nuestros Propósitos de vida son totalmente Diferentes. Amos 3: 3 ¿Andarán dos juntos, si no estuvieren de acuerdo?” para que dos personas puedan avanzar y crecer es necesario que estén de acuerdo en lo que hacen y en lo que quieren.
3. Nuestra capacidad de lucha no es la misma. Josué 1: 9 “Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas” si uno de los dos es emprendedor y el otro es pasivo no podrán avanzar.
Como escoger a la pareja Ideal.
1. Determina que es lo que quieres de la Vida. 1 Corintios 9: 26 “Así que, yo de esta manera corro, no como a la ventura; de esta manera peleo, no como quien golpea el aire,” Solo cuando nosotros sabemos que es lo que queremos conseguir podemos escoger a quien nos puede ayudar.
2. No solo busques la pareja ideal, procura tu ser la pareja ideal. Proverbios 18: 24 “El hombre que tiene amigos ha de mostrarse amigo;  Y amigo hay más unido que un hermano.” De nada sirve que anheles la mejor pareja para ti si tu no lo eres para nadie.
3. Tu Pareja debe ser tu ayuda idónea. Debe ser quien nos impulse a conseguir nuestros sueños. Génesis 2: 18 “Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él

La decisión de casarnos debe ser porque hemos encontrado la persona con la cual lucharemos para mejorar nuestra forma de vida y ser ejemplos para motivar a otros.
>